NOVEDADES

  • Semana de la Ciencia 2016

    La XVI Semana de la Ciencia de Madrid abre sus puertas el 7 de Noviembre de 2016. Entre las actividades programadas, el taller Luz, materia, color: ¡Aprendamos Fotoquímica! tratará de mostrar los beneficios que la sociedad puede obtener a partir de la interacción de la luz con las moléculas. Las reservas comienzan el 24 de Octubre

  • VII Noche de los Investigadores

    El próximo 30 de Septiembre se celebra la VII Noche Europea de los investigadores. Consulta las actividades que se organizan en Madrid, entre las que destaca "Nanobalones de fútbol contra el virus del ébola", que se celebrará en la Facultad de CC. Químicas de la UCM.

¿Hierve el agua a 100ºC?



En la anterior entada de este blog se expuso la importancia de las propiedades coligativas y se introdujo el concepto de presión de vapor de un líquido. Como se decía en este artículo, un líquido ebulle cuando su presión de vapor se iguala a la presión atmosférica. Para el agua, esta temperatura de ebullición es de 100 ºC si la presión atmosférica es de 1013 mbar (equivalente a 1 atm o 760 m de Hg)  Sin embargo, todos estamos acostumbrados a ver en los mapas del tiempo las isobaras que indican si estamos en una situación de anticiclón (presiones por encima de 1013 mbar) o en situación de borrasca (presiones por debajo de 1013 mbar). Por ello, en un determinado lugar, podríamos decir que la temperatura de ebullición del agua dependerá de si estamos en un día anticiclónico o borrascoso. Sin embargo, el valor de presión atmosférica depende de otros factores como la humedad, el valor de la constante de la gravedad en el punto de medida y, lo que es más importante, de la altitud. La dependencia de presión atmosférica con la altitud es resultado de un hecho que puede pasar desapercibido a simple vista: el aire pesa. Para comprobar esta evidencia se muestra el siguiente vídeo divulgativo elaborado por el Parque de las Ciencias de Granada y presentado por Vicente López (emitido en el programa Con-ciencia de Canal Sur TV)

 
 
Hay que tener presente que la presión no es otra cosa que la fuerza ejercida por unidad de área. Del mismo modo que una persona ejerce presión sobre la suela de sus zapatos como consecuencia de su peso, una columna de aire, que también pesa, ejerce una fuerza sobre la superficie terrestre, dando lugar a la llamada presión atmosférica. Sin embargo, a medida que ganamos altura, la columna de aire que hay sobre nosotros es cada vez menor, por lo que pesará menos y la presión ejercida será igualmente menor. Por ello los valores de presión atmosferica de las estaciones meteorológicas deben corregirse siempre respecto al nivel del mar. Imaginemos que en España tuviésemos la misma situación atmosférica y que en una ciudad a nivel del mar como Santander, la presión medida en una estación fuese de 1013 mbar. Si nos fuésemos a otra ciudad como Madrid (con una cota de altura de 650 m aproximadamente) y no tuviésemos en cuenta esta corrección, el valor de presión que mediríamos sería de 935 mbar, considerando solamente la influencia debida a la altura. En esta situación, la temperatura de ebullición del agua sería diferente en ambas ciudades. En Santander sería de 100 ºC, pero en Madrid sería menor (alrededor de 98ºC), ya que es preciso aumentar menos la temperatura para que la presión de vapor del agua se igualase a la presión atmosférica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario